#BrigadaHenryReeve de #Cuba cumple un año de presencia en #Qatar. #SolidaridadSalvaVidas

Doha, 11 abr Integrantes de la Brigada Médica Henry Reeve de Cuba destacan hoy el primer año de su llegada a Qatar para unirse a las labores de enfrentamiento a la pandemia de Covid-19.

Encabezados por el doctor Ernesto López Cruz, jefe de la misión médica cubana aquí, los galenos de la mayor de las Antillas mantienen su despliegue en esta nación ribereña del golfo Pérsico desde el 12 de abril del pasado año.

‘En esa fecha arribó un primer grupo y posteriormente, el 26 de junio y el 20 de marzo de 2021, respectivamente, llegaron otros dos’, relató a Prensa Latina el doctor López Cruz.

La brigada está compuesta hoy por 435 colaboradores: 65 médicos, 265 licenciados en enfermería y cinco tecnólogos de la salud, quienes se unieron al colectivo del hospital cubano en Dukhan.

Entre los de nuevo arribo y los que ya prestaban servicios previo a la pandemia, un total de 963 colaboradores caribeños combaten día a día al coronavirus SARS-CoV-2 en Qatar.

De acuerdo con López Cruz, además de en la sede de Dukhan, los integrantes de la misión están presentes en los hospitales de las localidades de Um Salal, Al Wakra y Ras Lafan, y en el campamento de la conocida como área industrial, en la capital.

Todas esas instalaciones pertenecen a la estatal Corporación Médica Hamad, la mayor asociación sanitaria del emirato.

El hospital cubano fue asignado como zona roja de Covid-19 desde el 2 de abril de 2020, lo que a juicio del representante de la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos en Qatar constituyó un inmenso reto pues debieron ajustar, en poco tiempo, el lugar diseñado para 80 camas a 350 capacidades.

Asimismo, asumieron la tarea de atender a las embarazadas y todos los casos pediátricos de Covid-19 del país.

La labor, calificada como gigante por los especialistas, ha tenido un impacto para el personal de salud cubano que va más allá del cambio en las rutinas y funcionamiento del hospital o las nuevas condiciones de trabajo que han requerido, entre otros aspectos, el uso de uniformes de máxima protección.

El más sentido ha sido el costo humano, bien lo sabe el directivo, quien afirma que se ha desarrollado ‘una solidaridad extrema y necesaria entre los colaboradores en esta difícil y riesgosa misión, lejos de la patria, con agotadores turnos de trabajo y la imposibilidad de viajar de vacaciones’.

Aunque los vientos han soplado en desfavorable dirección, los principios de este grupo no han mutado.

‘Los colaboradores aquí han transmitido exitosamente en su labor diaria el alto sentido humanista de la escuela de medicina cubana centrada en el hombre como factor fundamental y enfocada en la aplicación del método clínico a pesar de la presencia de alta tecnología en la institución que los acoge’, aseguró el jefe de la misión. (PL)

Esta entrada fue publicada en Cuba, Médicos cubanos, Solidaridad y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .