La escuela, alma y vida de la Revolución

La educación se defiende con el compromiso, el alma, la creatividad y el ejemplo, y con esas convicciones los educadores irán a la marcha por el Primero de Mayo, subrayó el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al intervenir este jueves en el Seminario Nacional de preparación del venidero curso escolar, que dedicó su primera jornada a analizar los resultados del Ministerio de Educación (MINED) en 2018.

Ese concepto, dijo, lo reafirmó al escuchar las intervenciones de cuadros jóvenes procedentes de Manicaragua y de Cienfuegos, quienes dieron muestras de resultados en sus escuelas y patentizaron lo importante del ejemplo personal y entrega a su labor.

Más que discurso, Díaz-Canel estableció una reflexión colectiva, aderezada de sus remembranzas estudiantiles y funciones directivas en el sector, porque en el magisterio siguen vigentes los preceptos de maestros y profesores de todas las épocas, incluidos Fidel Castro y José Ramón Fernández. De este último, enfatizó, todos guardamos un grato recuerdo como revolucionario y pedagogo.

Insistió en que debemos seguir aplicando las ideas del líder histórico para este sector. Él afirmó que sin educación no hay Revolución posible, lo cual tiene suma actualidad, subrayó el mandatario cubano, en una situación compleja, cuando el imperio y sus lacayos arrecian el discurso retórico, ofensivo e injerencista, culpando a Cuba por no haber podido concretar sus planes de agresión a Venezuela, ni derrocar a su pueblo y gobiernos, que han fortalecido su resistencia.

De sus reflexiones y planteamientos respecto a los retos del sector de la educación apuntó lo fundamental que resulta la preparación docente-metodológica, con calidad, sin formalidades. Es lo que más impacta en el aprendizaje de los estudiantes y garantiza su formación integral, potenciando la formación de valores, señaló.

Definió a la escuela como el lugar donde imperen la decencia y un ambiente que no propicie hechos enajenantes, vulgares, ni banales.

La principal tarea de ustedes, apuntó, es el perfeccionamiento del ­sistema de la enseñanza, que de forma experimental se lleva a cabo en un grupo de instituciones para su posterior generalización.

Destacó que a pesar de los difíciles momentos que transcurren a nivel internacional y en el país, fue inaugurada hace pocos días una escuela especial en Santiago de Cuba, y en las próximas semanas sucederá lo mismo con la de Villa Clara, ejemplos de lo que se puede hacer en una Revolución.

Defendió el trabajo colectivo, tanto de profesores y maestros como de estudiantes, y resaltó la necesidad de poner mucha atención a los planteamientos de los trabajadores docentes y no docentes, de la comunidad y la familia y a partir de eso propiciar el debate con ellos y hacia lo interno.

Hay que dignificar y reconocer más a los maestros y profesores, aquí se han expuesto ejemplos, y debemos ver desde el Gobierno en qué otras cosas podemos apoyar, expresó.

Al propio tiempo instó a que se defiendan en los presupuestos territoriales las inversiones y mantenimiento de la red de escuelas; y de lo realizado hasta el momento ponderó que Cienfuegos, Santiago de Cuba, Guantánamo y Las Tunas prevean tenerlas todas reparadas para 2020.

Respecto al proceso docente educativo y partiendo de lo discutido en el encuentro, aseveró que el modelo en las escuelas pedagógicas da resultado. Se han tenido que utilizar medidas alternativas para suplir el déficit de educadores en las aulas, pero lo mejor es que en cada una haya un profesor formado con todo rigor.

Posteriormente, Teresa Amarelle Boué, miembro del Buró Político del Partido y secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas, condecoró a Ena Elsa Velázquez, ministra de Educación, con la orden Ana Betancourt, por su trayectoria política y como educadora. Se entregaron diplomas de reconocimiento por sus mejores resultados a escuelas pedagógicas y direcciones provinciales de educación.

A la reunión asistieron Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político del Partido y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y Olga Lidia Tapia, miembro del Secretariado del Comité Central, entre otros dirigentes.

Esta entrada fue publicada en Cuba, Nacionales y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.