En el Icap, gran batazo contra el bloqueo

Cuando el carismático pelotero Carlos Tabares bateó una pelota que identificaba al “bloqueo”, en los jardines del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), emergía uno de los símbolos de la celebración del 4 de abril: la capacidad de resistir y el alegre optimismo de los cubanos en sus luchas.

Los jóvenes del Instituto festejaban el aniversario 57 de la Unión de Jóvenes Comunistas, y el 58 de la Organización de Pioneros José Martí, como parte de la gran celebración de las nuevas generaciones en toda Cuba, que en esta fecha ratificaron su compromiso con la Revolución Socialista, con Fidel y Raúl.

Así, jóvenes y menos jóvenes se unieron en un acto donde predominaron profundas reflexiones y manifestaciones de júbilo, como expresión de confianza en el presente y el porvenir en el país, en cada centro, en el ICAP.

Fue evocado el Comandante en Jefe Fidel Castro, sus enseñanzas a la juventud y legado inspirador. Por ello, el colectivo del ICAP se sintió en Birán, donde está su casa natal, formando parte de la acampada de 2 000 muchachas y muchachos que se congregaron en el histórico lugar donde se dio a conocer la convocatoria al XI Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), que tendrá lugar en 2020.

En el acto en el ICAP fue transmitido el llamamiento al evento: “invitamos a todos los jóvenes cubanos, militantes y no militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas, a participar en nuestro XI Congreso. Durante un año, vamos a debatir y proponer soluciones para proyectar nuestro futuro como país; y comenzar a concretarlo desde hoy. Queremos hacer un Congreso transformador, que nos involucre a todos, que se parezca a nosotros: activo, cuestionador, divertido, responsable, consecuente con el país; comunista”.

En la fiesta en el ICAP se sucedieron emotivos momentos: reconocimientos a trabajadores que en su juventud aportaron esfuerzos y conocimientos a la UJC; a compañeros que pasaron al retiro; la entrega del carnet del Partido a Yara Valera; y la lectura del compromiso irrenunciable de los jóvenes del ICAP de ser continuadores de la obra revolucionaria.

Los menos jóvenes sintieron orgullo de los “pinos nuevos”, y comentaban que del acto todos, absolutamente todos, salieron rejuvenecidos, contagiados de empuje renovador y de alegría de la juventud.

La presencia del trovador Gerardo Alfonso hizo imprescindible su canción Son los sueños todavía, dedicada al Che, la que fue coreada en sentido homenaje al Guerrillero Heroico… “Después de tanto tiempo y tanta tempestad; seguimos para siempre este camino largo, largo; por donde tú vas, por donde tú vas…”

Estuvieron presentes, como parte del colectivo, Fernando González, presidente de la institución, la vicepresidenta primera Noemí Rabaza, los vicepresidentes José Prieto y Abel Sosa y otros directivos.

Fueron Noemí y Abel los encargados de, como cierre de la fiesta y antes de los dulces, lanzarle la bola del “bloqueo” a Tabares.

El atleta, rodeado del colectivo que disfrutaba feliz el momento, bateó la esférica que pareció saltar los jardines del ICAP sobrevolando en interminable ruta a todos los amigos que en el mundo acompañan a Cuba en sus batallas, y confirman que es segura en las nuevas generaciones de cubanos, la continuidad de la Revolución. (Iliana García Giraldino/ Fotos: Orlando Perera)

 

Esta entrada fue publicada en Cuba, Nacionales y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s