Médicos cubanos en Bolivia: solidaridad, compromiso y humanismo

La Paz.- Un fuerte sentido humanista, de solidaridad y compromiso se evidencia día a día en la labor de los profesionales de la Brigada Médica Cubana (BMC) en Bolivia, a 13 años de su presencia en este país.

El 2 de febrero de 2006 arribaron a esta nación sudamericana los primeros colaboradores cubanos, un total de 140, que integraban la brigada Henry Reeve, Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias.

Ese año, ocurrieron fuertes lluvias en territorio nacional, lo cual provocó inundaciones y avalanchas, y los médicos cubanos vinieron a atender a las víctimas de esa emergencia.

Bajo los principios de justicia social e internacionalismo, desde aquel momento hasta la actualidad ocho mil profesionales de la salud cumplieron misión en este país, donde se han realizado más de 70 millones de atenciones médicas y se salvaron unas 100 mil vidas.

Un total de 242 mil cirugías generales se efectuaron en estos años y en 2018 se llegó a las 700 mil oftalmológicas, como parte del plan Operación Milagro, que busca solucionar distintas patologías oculares de la población.

Los bolivianos Rogelio Velázquez y su esposa Angélica Rosse fueron beneficiados con esa atención médica.

Pertenecientes a la comunidad de Zapatera, en el municipio de Tupiza, del departamento de Potosí (sur), ellos viajaron a La Paz, hace unos cinco años para atenderse su enfermedad de la vista.

‘Gracias al presidente Evo Morales y a los médicos cubanos vemos sin problema y podemos realizar todas nuestras actividades cotidianas’, comentó a Prensa Latina esta pareja de 63 años de edad.

Al principio se mostraban un poco incrédulos, incluso temerosos del resultado de la operación y de que no fuera gratuita como les había comentado una de sus hijas.

Sin embargo, a unos años de ese suceso, se congratulan de su decisión, incluso animan a otras personas de la comunidad para que se operen y mejoren su visión.

‘En el campo no conocemos oculista, tenemos un puesto de salud con un médico y un enfermero, pero los centros asistenciales quedan distantes de nuestra comunidad, y tampoco tenemos dinero para pagar la atención privada’, explicó Rogelio Velázquez.

En la actualidad, la BMC está integrada por 755 miembros, de los cuales el 51 por ciento son mujeres. La edad promedio es de 47 años y la gran mayoría cuentan con más de 20 años de experiencia médica, luego de transitar por el sistema de salud en Cuba, e incluso tras cumplir misión en otros países.

Entre las especialidades médicas que se brindan en esta nación del altiplano se encuentra pediatría, medicina interna, imagenología, estomatología, enfermería, cardiología, dermatología, oftalmología, angiología, reumatología y neurocirugía

Los galenos cubanos tienen presencia en los nueve departamentos del país, en 28 provincias y 42 municipios. Laboran en 24 hospitales y en 129 consultorios, así como en cinco centros oftalmológicos.

Además de las consultas en hospitales y consultorios integrales comunitarios, los profesionales cubanos realizan trabajo de terreno en diferentes territorios.

También participan, en coordinación con el Ministerio boliviano de Salud, en las ferias que se desarrollan en jornadas de tres días por todo el país para la atención a los pacientes, y el impulso de acciones de promoción, prevención y educación en esta materia.

Con esa iniciativa, los médicos de la mayor de las Antillas han llegado a comunidades donde nunca había estado un especialista, y en cada encuentro atienden a un total de hasta siete mil personas.

La licenciada en Enfermería Eneida Martínez califica de experiencia única atender a los más necesitados, y para este criterio se basa en sus vivencias durante la misión internacionalista que cumplió años antes en Brasil, y la que desarrolla actualmente en Bolivia.

‘Llegar a los lugares más intrincados (tanto de Bolivia, como de otros países), donde muchas veces los habitantes ven por primera vez un profesional de la salud, y que nos reciban siempre con una sonrisa, es una experiencia sumamente valiosa’, aseguró a esta agencia de noticias.

Por su parte, Yoandra Muro, coordinadora nacional de la BMC, expresó que ‘cuando ves a la población desde temprano haciendo fila, esperando al médico cubano, como buscan en él una esperanza, nos da la certeza de que brindar salud es de las cosas más linda que uno puede hacer’.

Según ratificó, ‘a los que estamos hoy (en este país) nos queda el compromiso de velar por la salud del pueblo y apoyar al presidente Evo Morales en el proceso de cambio que impulsa por el bienestar de los bolivianos’.

Como parte de esta colaboración entre Cuba y Bolivia, cinco mil 31 jóvenes de pocos recursos han viajado a la nación caribeña para estudiar en la Escuela Latinoamericana de Medicina (Elam), donde reciben una formación humanista.

El doctor cubano Ariel Rodríguez, especialista en Medicina General Integral, recordó que en la medicina debe primar el interés por salvar vidas, ayudar a los más desprotegidos y no escoger la carrera porque signifique un beneficio.

Rodríguez destacó la formación integral que se brinda en Cuba durante los años de estudio, donde se les inculcan a los alumnos valores humanistas y solidarios.

Desde el primer año de la carrera, los estudiantes visitan los consultorios médicos y tienen contacto con los pacientes, de manera que profundizan en el examen clínico como método exploratorio para llegar a un diagnóstico, una enseñanza basada en la vinculación de la teoría con la práctica.

‘A nosotros nos llena de orgullo nuestro trabajo, porque llegas a sentirte un ángel de bata blanca, que va llevando alegría, amor y salud a los más necesitados. Y principalmente tratamos a esa otra persona con cariño y respeto’, puntualizó Muro.

Ese calificativo de ángeles fue propuesto por el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, principal artífice de la solidaridad internacional y el humanismo.

Al referirse a los logros de la nación caribeña, la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, distinguió de único al sistema de la mayor de las Antillas, por su defensa de una atención universal, de equidad y con un compromiso solidario a favor de los derechos humanos.

De acuerdo con datos oficiales, en los últimos 55 años más de 400 mil trabajadores de la salud de Cuba han cumplido miles de misiones internacionalistas en 164 naciones.

Se destacan las hazañas de la lucha contra el ébola en África, la ceguera en América Latina y el Caribe, el cólera en Haití y la participación de 26 brigadas del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Desastres y Grandes Epidemias, Henry Reeve, en países como Pakistán, Indonesia, México, Ecuador, Perú, Chile y Venezuela.

‘Los pueblos de Nuestra América y del resto del mundo conocen que siempre podrán contar con la vocación humanista y solidaria de nuestros profesionales’, señala el Ministerio de Salud Pública de Cuba en una declaración. (PL)

Esta entrada fue publicada en Cuba, Nacionales y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.