Cuba llama a un nuevo orden mundial basado en la solidaridad

Ginebra.- Cuba instó a la comunidad internacional a contribuir en la construcción de un nuevo orden mundial basado en la solidaridad humana y la justicia, en el que el diálogo y la cooperación primen en la solución de los conflictos.

Al intervenir en la Conferencia de Desarme en Ginebra, el viceministro primero de Relaciones Exteriores de Cuba, Marcelino Medina, llamó a salvaguardar a las futuras generaciones del flagelo de la guerra y de los nefastos sufrimientos que provoca.

‘Trabajar incansablemente por preservar la paz y la seguridad internacionales, y fomentar entre las naciones las relaciones de amistad basadas en el respeto a los principios de la igualdad soberana y la libre determinación de los pueblos, debe seguir siendo un compromiso de la ONU y de sus Estados miembros’, subrayó.

El diplomático denunció que en 2017 se derrocharon en gastos militares 1,74 billones de dólares, la cifra más alta desde el fin de la Guerra Fría.

Lamentó que cada año se inviertan sumas exorbitantes en la industria de la guerra, se modernicen los arsenales nucleares existentes y se desarrollen nuevos sistemas de ese tipo de armamento, en lugar de destinar esos recursos a fomentar la paz, combatir el hambre y la pobreza y a la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

‘El desarme nuclear permanece congelado y la existencia de enormes arsenales nucleares, 100 de cuyas ojivas bastarían para provocar el invierno nuclear, constituye una grave e inminente amenaza a la supervivencia de la Humanidad’, avisó.

El vicecanciller señaló la gran importancia que la mayor de las Antillas concede a la promoción del multilateralismo como principio básico de las negociaciones en materia de desarme y no proliferación.

En ese contexto, expresó la preocupación por la decisión de Estados Unidos de retirarse del Plan de Acción Integral Conjunto o Acuerdo Nuclear con Irán y, más recientemente, del Tratado sobre Misiles de Alcance Corto e Intermedio firmado con Rusia en 1987.

‘La comunidad internacional no puede permanecer pasiva, ni en silencio, mucho menos cuando se constata el fortalecimiento del papel de las armas nucleares en las doctrinas de defensa y seguridad de determinados Estados poseedores’, precisó.

Alertó que esas naciones están cada vez más prestas a considerar la utilización de esas armas, incluso en respuesta a las llamadas ‘amenazas estratégicas no nucleares’.

Medina condenó el papel de los pertrechos nucleares en las doctrinas, políticas y estrategias de seguridad, así como la amenaza de su uso, al tiempo que reiteró el derecho inalienable al uso pacífico de la energía nuclear.

Aprovechó la tribuna de este foro multilateral para ratificar la vigencia de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, adoptada en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, celebrada en La Habana en 2014.

El representante de la isla denunció la escalada de presiones y acciones del gobierno estadounidense para preparar lo que tachó de aventura militar, disfrazada de ‘intervención humanitaria’, contra la República Bolivariana de Venezuela.

‘La historia juzgará severamente una nueva intervención militar imperialista en la región y la complicidad de quienes irresponsablemente la acompañen’ advirtió el viceministro primero de Exteriores.

Precisó que en Venezuela se decide hoy no sólo la soberanía y la dignidad de Latinoamérica y el Caribe y de los pueblos del Sur, sino también la supervivencia de las normas del Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas.

Tenemos la responsabilidad de preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra, salvar el planeta y crear condiciones bajo las cuales puedan mantenerse la justicia y el respeto a las obligaciones emanadas de los tratados internacionales, concluyó.

Bloqueo a Cuba violación flagrante de derechos humanos

El viceministro primero de Relaciones Exteriores de Cuba, Marcelino Medina, acusó a Estados Unidos de cometer una flagrante violación de los derechos humanos con su persistente cerco económico, financiero y comercial a la Isla.

Durante su intervención en el Segmento de Alto Nivel del 40 período ordinario de sesiones del Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la ONU, Medina definió al bloqueo norteamericano como el principal obstáculo al desarrollo económico y social de su país.

‘Estados Unidos recrudeció la política de hostilidad que ha aplicado contra Cuba durante más de medio siglo’, denunció el vicecanciller ante casi un centenar altos cargos y representantes de organizaciones internacionales reunidos en la sede ginebrina de Naciones Unidas.

Opinó que las viejas, pero sostenidas prácticas de Washington, se ven reforzadas con la imposición de nuevas sanciones y medidas contra el pueblo cubano, pese al mayoritario rechazo expresado por la comunidad internacional innumerables veces, recordó.

‘Sectores con una proyección extremista lograron imponer a la política exterior de EE.UU. una agresividad singular y, en el caso de Cuba, buscan establecer obstáculos insuperables para cualquier esfuerzo futuro de progreso en las relaciones bilaterales’, lamentó.

Mencionó el incremento de los programas organizados y financiados desde la potencia norteña para la subversión política y el cambio del orden constitucional legítimamente establecido en la mayor de las Antillas.

Se trata de una nueva escalada en el empeño del imperialismo estadounidense en someter a su dominio y tutelaje los destinos de nuestra nación, remarcó el diplomático.

En su discurso, el viceministro primero de Exteriores afirmó que el compromiso de la nación antillana con la promoción y protección de todos los derechos humanos para todos, es invariable.

‘Avanzamos en el proceso de fortalecimiento del marco jurídico e institucional para la promoción y protección de los derechos humanos, como parte de la actualización de nuestro modelo de desarrollo económico y social’, subrayó.

Indicó que Cuba trabaja en la implementación de las recomendaciones recibidas en su tercer Examen Periódico Universal, que contaron, enfatizó, con el apoyo de nuestro Gobierno.

Aseguró que la isla continuará defendiendo y cooperando con los mecanismos de derechos humanos que se aplican sobre bases universales, objetivas y no discriminatorias.

Aludió al proceso de consulta popular de la nueva Constitución y valoró los resultados del referendo, celebrado el pasado domingo, como muestra fehaciente de la democracia cubana y del apoyo abrumador del pueblo al gobierno, al sistema político y a su Revolución. (PL)

Esta entrada fue publicada en Cuba, Nacionales y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s