Pastores por la paz y su lucha por viajes estadounidenses a Cuba

Durante el recorrido que realiza hoy por 40 ciudades estadounidenses para dialogar sobre Cuba, la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria-Pastores por la Paz defiende los viajes de norteamericanos a la isla.

La organización, que el 19 de julio comenzará en la nación antillana la edición 29 de la Caravana de la Amistad Estados Unidos-Cuba, conversa actualmente en comunidades de este país acerca de la importancia de poner fin a las restricciones que impiden visitar libremente el territorio vecino.

Pastores por la Paz siempre se ha guiado por la diplomacia pueblo a pueblo, el Gobierno de Estados Unidos no puede decirnos quiénes son nuestros amigos, expresó Bill Hackwell, uno de los miembros de la fundación, en entrevista con Prensa Latina.

El activista, quien como parte del recorrido que realizan por cinco rutas tendrá un evento educativo este miércoles en Atlanta, Georgia, resaltó la importancia de hablar con las personas tanto en grandes ciudades como en pueblos pequeños sobre la realidad de la isla.

De acuerdo con Hackwell, aún existe mucha confusión con respecto a Cuba entre la población estadounidense, porque hay personas que piensan que el bloqueo impuesto por Washington ya terminó o desconocen los detalles de las nuevas restricciones de la administración de Donald Trump.

Eso afecta las visitas a Cuba, junto con la advertencia de viajes y la reducción de personal en las embajadas, muchas personas dicen que quieren ir allá, pero no están claros, aun cuando sabemos que es el lugar más seguro del mundo para visitar, sostuvo.

Por eso, manifestó, uno de los mensajes en los cuales están enfatizando con estas estancias en diversas localidades norteamericanas es el tema de los viajes.

Explicó que para moverse a la mayor de las Antillas el mes próximo, las 40 personas que deben participar en esta nueva edición de la caravana se trasladarán a través de Canadá, porque no quieren cumplir con ninguna de las 12 categorías a las cuales deben pertenecer los ciudadanos estadounidenses para ir a Cuba.

No creemos que deba existir este tipo de restricción para visitar al territorio caribeño, si no tenemos que hacerlo con ningún otro, agregó el miembro de Pastores por la Paz, y recordó que la organización comenzó sus esfuerzos en 1992 en desafío al bloqueo contra el vecino país.

Creemos que debería haber completa libertad para que las personas viajen como turistas si quieren hacerlo, y pienso que los cubanos desean que la gente vaya, que vean la isla.

En nuestras observamos vemos cómo quienes viven allá colaboran entre ellos, es algo diferente, cuando alguien me hace una pregunta política sobre Cuba le digo que tome un avión y vaya, manifestó el activista.

Similares opiniones expresó a Prensa Latina Bill Hill, quien ha estado allí en más de 30 ocasiones, 27 de ellas junto con la caravana. ‘Solo me he perdido una’, precisó. Cuando vamos, cuando vemos lo que sucede en la isla, los cambios que hay ahora, después podemos regresar y hablar sobre eso.

El tema fundamental de nuestra misión no es llevar ayuda a Cuba, es llevar personas a Cuba, que cuando regresen puedan hablar con sus amigos sobre lo que vivieron y cambiar las mentes aquí en Estados Unidos, afirmó.

Según Hill, es posible modificar la forma en que los norteamericanos miran hacia la nación antillana, unir más fuerzas para luchar contra las restricciones de Washington, para buscar el levantamiento del bloqueo y las prohibiciones de viajes.

‘Es una lucha cada día y es importante que las personas vayan y participen’, expresó el activista, quien dijo que tiene muchos amigos en el territorio caribeño y conoce gente en todas partes.

Recordó al fallecido reverendo Lucius Walker, gestor e impulsor de la iniciativa solidaria, y resaltó que su hija, Gail Walker, ha seguido su trabajo para continuar tendiendo el puente entre ambos países.

Destacó que con el incremento de viajes de norteamericanos, a partir del inicio de un proceso de acercamiento bilateral a finales de 2014, ha habido mucho cambio en la percepción de los estadounidenses sobre la nación caribeña.

En ese sentido, se refirió a lo que él considera como una gran influencia de las redes sociales, pues quienes regresan de la isla comparten imágenes e impresiones por esa vía.

Con ese se ha ido rompiendo también el bloqueo de la comunicación, apuntó Hill, y sostuvo que así aumenta el número de ciudadanos norteamericano que pueden saber más sobre Cuba, y sobre lo que Estados Unidos le ha hecho desde 1959. (PL)

Esta entrada fue publicada en Cuba, Solidaridad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.