Cuba denuncia politización por EE.UU. de funcionamiento de embajada

La Habana, 5 mar.- El director general de Estados Unidos de la cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío, advirtió hoy que Washington actúa guiado por motivaciones políticas con su decisión de mantener indefinidamente la reducción del personal de su embajada en la isla.

En declaraciones a la prensa, el funcionario precisó que esa medida -anunciada el pasado viernes por el Departamento de Estado- carece de relación alguna con la seguridad de los funcionarios norteamericanos en esta capital.

A finales de septiembre de 2017 Estados Unidos decidió retirar a la mayor parte de su personal diplomático en Cuba, esgrimiendo alegados incidentes de salud con funcionarios acreditados en esta capital.

Fernández de Cossío reiteró que no existen evidencias sobre ataques u actos de otro tipo contra ese personal, un escenario que manejan funcionarios y medios de prensa estadounidenses para referirse al tema.

‘El Departamento de Estado ha renovado, además, el uso del término ataques, cuando conoce con total seguridad que no ha habido ataques ni ha habido acto deliberado alguno contra sus diplomáticos en Cuba. Es un término cuyo uso entraña mala intención y no se corresponde con el vocabulario ni el contenido de los intercambios oficiales’, señaló.

De acuerdo con el director general de Estados Unidos de la cancillería, la decisión de Washington tiene un particular impacto para los servicios consulares de los que dependen decenas de miles de ciudadanos, quienes se ven obligados a incurrir en gastos adicionales al tener que viajar a terceros países en la búsqueda de visas temporales o de inmigrantes.

‘Estados Unidos ha impuesto así un castigo financiero a decenas de miles de personas, además de angustia e inseguridad en las relaciones de ellas con sus familiares y allegados. Es una medida con un costo humanitario del cual es responsable el gobierno de Estados Unidos’, denunció.

Fernández de Cossío calificó de otro acto hostil y difamatorio la renovación de la alerta que recomienda a los viajeros norteamericanos reconsiderar las visitas a Cuba, también emitida el 2 de marzo.

Se trata de otra decisión con una clara agenda política, en nada relacionada con la salud de los funcionarios ni con la preocupación de los viajeros, subrayó.

El funcionario cubano afirmó que es falso decir que el personal diplomático estadounidense esté o haya estado en riesgo en la isla, o que haya sido objeto de ataques.

El gobierno de Estados Unidos tiene evidencias suficientes de que Cuba es un país seguro para diplomáticos de ese país y de cualquier parte del mundo, como lo es para los ciudadanos cubanos, los residentes extranjeros y los millones de visitantes que llegan de todos los lugares del planeta, expresó. (PL)

Esta entrada fue publicada en Cuba y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s