Partido Comunista de EE.UU. pide fin de política de Trump hacia Cuba

El Partido Comunista de Estados Unidos (Cpusa, siglas en inglés) exigió al Gobierno de ese país abandonar el curso de acción destructivo e ilegal contra Cuba, anunciado hace hoy dos semanas por el presidente Donald Trump.

La organización rechazó en un comunicado el contenido del discurso de Trump el 16 de junio en la ciudad de Miami, Florida, donde también firmó el Memorando Presidencial de Seguridad Nacional sobre el Fortalecimiento de la Política de Estados Unidos hacia Cuba.

Dicho documento restringe los viajes de los norteamericanos al país caribeño a partir de barreras burocráticas y la eliminación de visitas educativas a título individual.

También prohíbe las transacciones económicas, comerciales y financieras entre compañías estadounidenses y empresas cubanas vinculadas con las Fuerzas Armadas Revolucionarias y los servicios de inteligencia y seguridad.

Así, y como consideró el Gobierno de la isla en una declaración, se imponen trabas adicionales a las ya muy restringidas oportunidades que el sector empresarial estadounidense tiene para comerciar e invertir en la mayor de las Antillas.

El lenguaje que Trump utilizó para atacar a Cuba fue completamente inaceptable y debe ser condenado de forma rotunda, indicó el Cpusa.

Manifestó que la hipocresía y falsedad de las declaraciones del ocupante de la Casa Blanca para justificar el nuevo rumbo de la política hacia la isla resultan impresionantes.

Por otra parte, pidió una acción continua para poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington a la nación antillana durante más de 55 años.

Hacemos un llamamiento al Congreso para que terminen el bloqueo y las restricciones de viajes de los estadounidenses, y se detenga toda injerencia en los asuntos internos de Cuba, puntualizó el texto.

Instó además a los norteamericanos a solicitar a sus ciudades, condados y legislaturas estatales, como ya lo han hecho algunos territorios, que aprueben resoluciones contra el cerco y demanden su cese.

Según el Cpusa, en lugar de acusar a Cuba de violar los derechos humanos, Trump debería mirar las políticas que él y sus aliados están promoviendo y aplicando dentro y fuera de Estados Unidos.

Entre ellas, con una fuerte oposición de diversos sectores, mencionó a la prohibición de viajes para seis países de mayoría musulmana, la persecución de los inmigrantes y la amenaza de privar a millones de personas del acceso a la atención médica.

La población de Cuba, recalcó el Cpusa, goza de servicios de salud de alta calidad y gratuitos, y de educación para todos, además de muchas otras prestaciones que seguimos luchando por conseguir en Estados Unidos. (PL)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, Nacionales y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s