Las Brigadas solidarias mueven verdaderos sentimientos

Por: Rafaela Valerino (ICAP)

Quizás, a veces, por la costumbre no valoramos en su amplia magnitud “el poder de una Brigada”. Ese espacio que los del Icap compartimos con centenares o cientos de amigos de diversas naciones, regiones o de un mismo país.

Esos días en que se les ofrecen conferencias sobre la realidad cubana, la economía, los efectos del bloqueo, la actualización de nuestro modelo socialista y revolucionario, entre otros temas; y las visitas que compartimos con ellos a escuelas, hospitales o policlínicos, proyectos culturales o comunitarios donde ven a Cuba desde adentro.

O el siempre esperado recibimiento por los cederistas, en La Habana u otra provincia, que les permite intercambiar con los cubanos y las cubanas; disfrutar de una mesa con frutas, dulces caseros y amor, mucho amor.

La brigada te posibilita ampliarl, luego, las informaciones que reciben de los conferencistas; porque cuando los especialistas se marchan, te “caen” a preguntas en cada sitio: en cualquier recorrido en ómnibus, mientras cosechas limones con ellos o simplemente, en una silla de la Piragua.

Pero no puedes olvidar que “eso” es lo tuyo: llevarles al ejemplo y al pensamiento concreto todo cuanto escucharon; demostrarles por qué el bloqueo es una realidad; por qué es inhumano, ilegal y afecta a tu hijo, al mío, al del obrero, a la hija del campesino y de la maestra. Ellos quieren, entonces, quieren palpar ese efecto en vivo. No importan las cifras que les mostremos, no importan las anécdotas acerca de tantos años de injusticia que les contemos: ellos necesitan entenderlo. De otra manera no podrán explicárselo a otros cuando regresen.

Este 17 de junio tuvimos una gran victoria. Una ´escachada amistosa y triunfal´ a las tonterías contra Cuba que dijo el “ilustre y nunca bien coloreado” presidente de los Estados Unidos, el día anterior. Este 17 de junio sumamos un nuevo país a la lista de aquellos que han decidido hacer acciones por la eliminación del Bloqueo económico, financiero y comercial contra nuestra isla, que ha durado ya más de medio siglo.

Sí, es cierto. Desde una brigada se puede hacer comprender a los amigos que la mejor manera de apoyar y dar continuidad a lo aprendido en Cuba es luchando contra el bloqueo.

Entonces, se juntaron unos cuantos brigadistas ”primerodemayo” frente a la embajada de los EE. UU. en su país. Corearon consignas; mostraron carteles; demandaron el cese del bloqueo y la devolución del territorio ocupado ilegalmente por una base naval yanqui en la provincia de Guantánamo.

Ahí están orgullosos de haber estado en Cuba. Ahí está el mejor resultado de nuestras horas de desvelo preparando una brigada, de nuestros días fuera de casa y de la familia. No importa el país de estos amigos si todo se puede resumir en un mensaje: “Continuaremos la batalla por Cuba”.

Ahora, nos toca a los del Icap seguir haciendo de nuestras Brigadas: una trinchera de amistad y de combate.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las Brigadas solidarias mueven verdaderos sentimientos

  1. honoriodelgadorubio dijo:

    Camaqradas, compañeros del ICAp: El Instituto Cubano de Amistar con los Pueblos, es la vanguardia, del éxito contra el bloqueo. No es por acaso que los brigadistas de las inúmeras bragadas, que visitan Cuba, sus componentes, vuelven entusiasmados, por el acogimiento, recibido, y más por conocer,la realidad cubana. Rafaela Valerio, tengo certeza que diariamente se puede examinar el mapa del globo terrestre, y podrás y podamos ver el mundo puntillado con la bandera cubana y el ICAP Esto gracias a la labor realizada, por esa gente que contanto cariño y anegación cultivaron y siguen cultivando la amista y la solidaridad transmitida por el pueblo cubano, su revolución, y el personal dedicado a una causa tan justa como la humana, La convivencia de los brigadistas en el CIJAM, armoniza, los brigadistas, con todos los camaradas, que trabajan, cuidan, y fraternalmente, se une alas tertulias de un buen entendimiento, y compartir la receptividad de un mojito. Los vai y ben, de la politica del imperio, el pueblo cubano sabe que Cuba no está sola, y que todo brigadista, que visitó el primer territorio lebre en América, es un soldado, desde el punto del globo terrestre en que se encuentre. Luego estar seguros, que Donald Trump, podemos considerar que dio, una bola fuera. Las naciones están con Cuba, Y los governantes de países y ejecutivos de empresas, dejaran de obedecer, los dictámenes insolentes del Imperio, Por la revolución, por Raúl por la inmortalidad, de sus héroes por la soberania de Guantanamo, Curitiba 23-6-2017, Honorio Delgado Rubio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s