López Rivera insta al pueblo boricua a no resignarse

San Juan, 17 may (PL) El independentista Oscar López Rivera, quien pasó 36 años en cárceles de Estados Unidos, instó hoy al pueblo puertorriqueño a no resignarse ante la situación en que se encuentra el país.

‘Podemos trascender todo lo que está pasando, nunca, nunca, nos vamos a rendir y si amamos esta patria tenemos la obligación de defenderla’, expresó al salir del hogar de su hija Clarisa para firmar en el tribunal federal de Estados Unidos su excarcelación definitiva tras su largo cautiverio.

Como principal mensaje al pueblo puertorriqueño ante la crisis en que se encuentra esta isla del Caribe de 3,5 millones de habitantes, López Rivera instó ‘a no resignarse, a luchar, a no conformarse’.

También expresó su solidaridad con los estudiantes en huelga desde hace 50 días en la Universidad de Puerto Rico (UPR), institución que dijo hay que defender ante los proyectados recortes presupuestario de 512 millones de dólares.

La pena del luchador independentista de 74 años de edad fue conmutada el pasado 17 de enero por el presidente estadounidense Barack Obama, en vísperas de dejar la Casa Blanca, mas debía cumplir otros cuatro meses, que acaban de terminar.

Por gestiones del congresista estadounidense Luis Gutiérrez, su amigo de toda la vida en Chicago, López Rivera pudo regresar a su patria el pasado 9 de febrero para terminar de cumplir la condena en confinamiento domiciliario en el hogar de su hija en el sector capitalino de Santurce.

Anunció a los periodistas agolpados frente al edificio que se propone visitar cada uno de los 78 municipios del país para dialogar con las personas y ver qué podemos hacer.

Con voz firme y vestido de negro, López Rivera, quien pasó 12 de los 36 años en confinamiento solitario sin contacto con sus familiares, advirtió que ‘nunca, nunca, nos vamos a rendir’.

‘Si amamos esta patria, tenemos la obligación de defenderla’, subrayó el exprisionero político, al que las autoridades de Estados Unidos atribuyeron ser el principal dirigente de las clandestinas Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), que operaron en Nueva York y Chicago en las décadas del 70 y el 80 del siglo pasado.

También se refirió a su compatriota Ana Belén Montes, exanalista principal de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) condenada a 25 años de prisión por espionaje a favor de Cuba.

Durante las primeras horas de la mañana, López Rivera tuvo la oportunidad de escuchar varias canciones, como Amanecer borincano, interpretadas desde la calle por miembros del coro de la UPR.

El luchador independentista desayunó en el apartamento de Clarisa con varias personalidades, entre estas la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz; el congresista Luis Gutiérrez; la presidenta del Consejo de la Ciudad de Nueva York, Melissa Mark-Viverito, y la abogada Jan Susler, defensora legal de los presos políticos puertorriqueños de esa generación.

Antes de retirarse, algunos de los que estaban en la calle, encabezados por el artista Benito De Jesús, interpretaron el himno nacional La Borinqueña con la letra revolucionaria de Lola Rodríguez de Tió (1843-1924), cuyos restos descansan en el cementerio de La Habana. (PL)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s