Oftalmológico de Mixco: prodigios de los médicos cubanos en Guatemala

Guatemala.- El hospital oftalmológico Carlos J. Finaly, establecido en el municipio metropolitano de Mixco, es fiel reflejo de los prodigios que esparcen los colaboradores de la salud de la Brigada Médica de Cuba en Guatemala (BMC).

Como resultado, en el ámbito de la celebración del aniversario primero de ese centro, médicos, enfermeras, trabajadores de servicio y otros cooperantes que trabajan en este recibieron múltiples muestras de admiración, respeto, y cariño de quienes de forma directa o indirecta fueron beneficios por su labor.

‘Ese milagro que están haciendo con cada uno de sus pacientes, gracias, gracias por ese esfuerzo y por todo lo que siguen haciendo, y van a seguir haciendo en lo adelante’, resumió, visiblemente emocionada, la guatemalteca María Celestina Siquinajal.

A su juicio, es una obra tan linda y maravillosa la que realiza ese colectivo -integrado mayoritariamente por mujeres- que sólo puedo explicarse porque fueron enviados por un dios o ser sobrenatural.

…Pero lo más hermoso del equipo, enfatizó, ‘es el amor que cada uno de tiene a cada uno de los pacientes y familiares, no les ha importado la raza, el color, para ustedes todos son iguales’.

‘Ese es el mejor regalo que cada día nos hacen nuestros pacientes, el agradecimiento, esa sonrisa cuando nos pueden ver y nos reconocen más allá de la voz que escuchan todo el tiempo hasta que les practicamos una cirugía’, manifestó la directora del hospital, Luisa Domínguez Magdaleón.

‘Esa sonrisa conque nos reconocen al otro día de la intervención, cuando pueden ver la luz, es lo más bonito que nos ha pasado aquí’, remarcó la doctora, originaria de la provincia oriental de Santiago de Cuba.

Explicó que en el nosocomio de la Zona 1 de Mixco labora ‘un equipo multidisciplinario integrado por un médico especialista en oftalmología, uno en medicina general integral, tres licenciados en enfermería y dos en otras categorías profesionales, así como cuatro en servicio y dos agentes de seguridad’.

De una forma u otra, todo ese personal participa en la identificación de las personas posiblemente afectadas por cataratas y terigio, que luego son evaluadas por un profesional médico y en caso de confirmarse el diagnóstico, son operadas y atendidas hasta que se les da el alta, refirió.

Domínguez Magdaleón reconoció el apoyo del Gobierno Municipal de Mixco para crear las condiciones indispensables en el hospital, ‘que permitieron realizar hasta la fecha 15 mil 967 cirugías, de ellas cinco mil 683 de cataratas, de forma totalmente gratuita’.

Asimismo, añadió, ‘realizamos 11 mil 67 consultas oftalmológicas, 10 mil 27 de medicina interna, y cuatro mil 900 pesquisas en jornadas médicas realizadas en distintas comunidades’.

‘Gracias al programa Operación Milagro, parte de la colaboración médica que Cuba presta a Guatemala, en 2015 la brigada de Mixco operó y devolvió la vista a 11 mil 657 pacientes y en 2016, a seis mil 889.

Y sólo en este primer trimestre de 2017 ya hemos realizado un promedio de cuatro mil 486 cirugías, de las cuales mil 169 fueron realizadas en el centro de Mixco’, detalló.

En su opinión, cada acción emprendida por los médicos cubanos durante estos años en Guatemala se caracterizó por la vocación de aportar al desarrollo, de resolver necesidades, y al crecimiento del programa.

‘De inmediato, ustedes ven el resultado de su esfuerzo y de la dedicación que han puesto con cada paciente, cuando logran que cada uno de ellos tenga la posibilidad de volver a mirar, a recuperar su visión o mejorarla.

Eso hace que la Operación Milagro sea fuente de inspiración por su disciplina, por su entusiasmo, por la capacidad de generar soluciones que se presentan con problemas todos los días en cada uno de nuestros centros y creo que Mixco ha sido un ejemplo de ello’, destacó la coordinadora de la BMC, Yilliam Jiménez.

La Operación Milagro, programa de salud visual destinado a erradicar la ceguera prevenible ocasionada por cataratas y terigio en América Latina y el Caribe, fue presentada por Cuba y Venezuela en julio de 2004.

A partir de allí el programa se asentó en más de 15 países del continente a través de la instalación de decenas de centros oftalmológicos, cuyos trabajadores procuran resolver de manera gratuita los problemas de visión que aquejan a miles de personas de escasos recursos. (PL)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, Solidaridad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s