Maduro: El 12 de abril del 2002 la oligarquía cometió el acto más infame contra el pueblo

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rememoró el 12 de abril del 2002 como un hecho «que quedará para la historia como el día en que la oligarquía cometió el acto más infame contra todo un pueblo» al instaurar una dictadura empresarial en Venezuela después de perpetrar el golpe de Estado contra el Gobierno constitucional del entonces mandatario Hugo Chávez.

Por intermedio de un escrito en Facebook recordó que esta acción inconstitucional ocurrió tras un decreto suscrito por el entonces presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), Pedro Carmona Estanga, «que nos mostró la última dictadura que existió en Venezuela, con una oligarquía extasiada mientras aplaudía la violación de la Constitución, las leyes y la voluntad del pueblo que había decidido aprobar la carta magna en referéndum popular y había electo a su Presidente a través del voto democrático, libre y por arrolladora mayoría», remarcó.

«Nunca más un 12 de abril, nunca más una agresión tan salvaje a un pueblo y a su determinación de construir su destino», afirmó en su escrito, citado por AVN.

Recordó que tras secuestrar al comandante Chávez y de haber ejecutado un plan macabro que causó muertos y heridos en las calles de Caracas para justificar el golpe, «los enemigos de la Patria, agrupados en Fedecámaras, la CTV -Confederación de Trabajadores de Venezuela-, medios de comunicación privados y los partidos políticos de derecha, respaldados por militares traidores al pueblo, intentaron derogar de un plumazo la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, los poderes públicos y destituir a los gobernadores, alcaldes y diputados electos a través del voto de los leales a la Revolución».

Mientras eso ocurría, en las calles el pueblo que se opuso al golpe era agredido, perseguido y asesinado, «solo por manifestar su apoyo a la Revolución, al comandante Hugo Chávez y su rechazo a la dictadura de Pedro Carmona Estanga», acotó, lo cual ocultaron los medios privados con su silencio informativo que se rompió con la acción popular y la comunicación alternativa que coadyuvó a restablecer el hilo constitucional.

Por su parte, el pueblo venezolano se concentró este miércoles en Puente Llaguno para conmemorar los 15 años del 12 de abril del 2002, y desde allí reafirmó su compromiso con la Revolución Bolivariana y la defensa de la patria.

En la concentración participaron diversos movimientos sociales, trabajadores y comuneros, quienes de forma pacífica y con alegría expresaron su apoyo al presidente Maduro y rechazaron los hechos violentos que ha querido instaurar la derecha en el país durante las últimas semanas.

El 11, 12 y 13 de abril del 2002 marcaron pauta en la Revolución Bolivariana. En aquel momento, sectores de la derecha intentaron un golpe de Estado que fue contrarrestado por el pueblo, pues con su lucha hicieron posible el regreso de Hugo Chávez a la presidencia.

El 12 de abril, en particular, fue esencial la histórica labor realizada por los comunicadores populares para transmitir la verdad de lo que estaba pasando, ante el silencio de las corporaciones mediáticas.

En la concentración de este miércoles, los caraqueños manifestaron su compromiso con la defensa de la revolución y la paz, al tiempo que exhortaron a la derecha venezolana a cesar los ataques contra el pueblo.

VENEZUELA CONDENA SILENCIO DE LA OEA

El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, criticó a la dirigencia de la Organización de Estados Americanos (OEA), por resistirse a condenar los actos vandálicos promovidos por la oposición en manifestaciones recientes, informó PL.

Aún esperamos el pronunciamiento de la OEA sobre la violencia convocada por la oposición durante los últimos días, escribió en su cuenta de la red social Twitter.

¿Quién se hace responsable por daños a bienes públicos y a personas? ¿Cuál es la agenda? ¿Terrorismo, caos, muerte? ¡Llamo a la reflexión!, agregó el General en Jefe.

La responsabilidad, escribió, es una condición sine qua non de toda dirigencia política y la violencia es el arma de quien no tiene la razón. ¡Sensatez!

Asimismo aseguró que el derecho a la protesta está garantizado en la Constitución de la nación, de manera pacífica y sin armas.

Los problemas y diferencias se dirimen con diálogo constructivo, comentó. (Granma)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, Internacionales y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s