Desde La Habana homenaje póstumo Max Altman gran amigo de Cuba

Por: Sergio Alejandro Guerra Fernández / Fotos: Orlando Perera y Karoly Emerson / Siempre con Cuba

El agradecimiento eterno al amigo brasileño Max Altman fallecido en noviembre pasado en su país fue patentizado este domingo durante una ceremonia familiar realizada en el Malecón de La Habana para esparcir sus cenizas.

En la ceremonia, a la que asistió Fernando González Llort, Héroe de la República de Cuba y presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), se recordó el legado de Altman y su vínculo incondicional con la Revolución Cubana y especialmente con el Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz.

Roberto César Hamilton, director en el ICAP, expresó al intervenir el agradecimiento de Cuba al desaparecido periodista y activista social, por su labor en pos de la difusión de la verdad de Cuba, país con el que tuvo intensos vínculos más de tres décadas, aseguró.

Sabemos que a la vez la obra de Max Altam continuará inspirando a las nuevas generaciones y su ejemplo y pensamiento continuará guiando a sus hijos y familiares así como a los miembros del brasileño Partido de los Trabajadores, al que tanto amó y defendió.

Por su parte Breno Altman, hijo del luchador y también reconocido periodista en el gigante latinoamericano agradeció a las autoridades cubanas y en especial al ICAP la posibilidad de cumplir con la última voluntad de su padre, “descansar en Cuba desde las aguas del Malecón Habanero”, dijo.

En declaraciones a Siempre con Cuba Breno Altman, explicó que su padre sentía gran confianza y admiración por la Revolución Cubana y eso se lo transmitió siempre a su familia, porque consideraba que Cuba era una luz para el continente y un ejemplo a seguir por los movimientos progresistas del mundo.

“Mi papá trabajó mucho por la solidaridad internacional, ante la pregunta de cuál era su nacionalidad decía que era internacionalista y eso nos lo inculcó a todos, el amor por los seres humanos y su espíritu altruista”, comentó.

Creo que el lazo más fuerte que tuvo mi padre con país alguno fue el que desde la lucha creó con Cuba porque siempre se mantuvo al lado de las causas cubanas, desde la más reciente batalla por el regreso de Los Cinco, cuando encabezó en Brasil el comité por su liberación, hasta sus inicios cuando viajaba a la Isla en las llamadas Caravanas Aéreas, donde venían jóvenes de mi país interesados en conocer la revolución cubana y siempre terminaban su travesía en un encentro con Fidel”, recordó.

Finalmente Breno Altman ante la pregunta de la importancia de la importancia que concede a los vínculos entre Cuba y Brasil dijo, “el pueblo cubano y el brasileño están muy cerca en su cultura, idiosincrasia e historia, creo que si en algo nos parecemos es en que luchamos por nuestros sueños”, sentenció.

La solidaridad de Cuba con los brasileños ha sido incondicional y citando a mi padre debo decir “que la solidaridad hacia Cuba nos es una bondad circunstancial sino un compromiso histórico”, concluyó.

Asistieron a la ceremonia además, los hijos de Max, Fábio Altman, Gustavo Altman, Tom Altman y Kuarahy Barretta, quienes estuvieron acompañados por amigos brasileños residentes en Cuba y amigos cubanos de Max Altman.

Presentes además Yarisleidis Medina, funcionaria en el ICAP, Pedro Pablo Prada, director de América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), así como funcionarios del Partido Comunista de Cuba (PCC).

Biografía de Max Altman

Max Altman nació el 9 de abril de 1937 en el seno de una familia histórica de los militantes comunistas de origen judío.

Su padre, oriundo de Varsovia, Polonia, pertenecía al Partido en su país, donde emigró a Brasil en los 30 años de edad uniéndose al Partido Comunista de su nuevo hogar, pero siempre manteniendo las actividades internacionalistas, especialmente como una de las líderes ICUF (la organización mundial de los Judios) y el Congreso Mundial de la Paz.

Altman ya en sus inicios se destacó en el movimiento universitario en los años 50, se licenció en Derecho, también trabajó como periodista en el diario comunista Noticias Hoy en día, cerrado por el golpe militar de 1964.

Participó como un joven periodista, la entrevista dada por el comandante Fidel Castro en su primer viaje a Brasil en abril de 1959. Alli comenzó su relación más directa con la revolución cubana.

Desde el 60 integraró los comités de solidaridad Cuba socialista, ayudando tanto a la difusión de materiales informativos y publicitarios, así como en actividades de masas contra la agresión imperialista.

Ya bajo el gobierno militar en 1969, Altman fue elegido primer secretario del PCB llamado sector judío, estructura importante en iniciativas educativas, PCB financiera e internacionalista. El apoyo a la revolución cubana se intensifica, incluso en condiciones difíciles bajo tierra, a menudo frente a líderes de la resistencia que criticaron los comunistas cubanos por su apoyo a las organizaciones de la resistencia armada en Brasil.

A principios de los años ochenta, junto con la mayoría de la PCB de la Comisión Estatal de Sao Paulo, la principal provincia brasileña, rompe con el viejo partido, está afiliado al Partido del Trabajo y ahora opera en el Departamento de Relaciones Internacionales del club fundado por el ex El presidente Lula.

Cuba fue uno de sus principales temas de la militancia en un momento en el que se reanudaron las relaciones diplomáticas normales con Brasil y el país superó la dictadura militar.

Desde los años 90, la relación Altman con la revolución cubana se intensifica, organizado en el cambio de siglo, la caravana de aire que tomaría cientos de militantes del PT en la compañía Lula, una visita de reconocimiento y solidaridad con Cuba, que se concluyó con una recepción ofrecida por el comandante Fidel Castro.

También conduce en Brasil, la creación y la labor del Comité por la Liberación de los Cinco, que preside, secciones de conducción en varias ciudades del Brasil, participando en la movilización internacional y numerosas reuniones en Cuba.

Además de su actividad militante como un organizador político de solidaridad con la Revolución Cubana, la condición de periodista e intelectual escribieron cientos de artículos sobre el tema y participaron en los debates importantes, sobre todo en el período después del colapso de la Unión Soviética y el campo socialista, cuando defender a Cuba parecía la tarea más importante de un internacionalista de América Latina.

Murió el 19 de diciembre de 2016, víctima de un tumor cerebral agresivo, unas semanas después de la muerte del comandante Fidel Castro.

Su última solicitud que incinerado, sus cenizas fueron arrojadas al mar de Cuba, en el muro del Malecón.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s