Columnistas chilenos alertan sobre conspiración contra Venezuela

Santiago de Chile.- Dos reputados columnistas chilenos, el abogado y ex diplomático Eduardo Contreras, y el periodista Marcel Garcés, alertaron en sendos artículos de una conspiración contra el Gobierno de Venezuela.

Contreras, ex embajador de Chile en Uruguay, recordó los tiempos en que Luis Almagro, entonces canciller, se manifestaba de forma moderada y respetuosa respecto a la izquierda latinoamericana, hasta asumir la secretaría general de la OEA.

En su comentario publicado en el diario electrónico Crónica Digital, titulado Venezuela: ¿Quiénes son los golpistas?, el letrado lamentó ciertas posturas adoptadas en Chile.

Hemos visto y escuchado a los mismos medios de comunicación reaccionarios y a políticos de partidos de todo el arco de los que empujaron en Chile el golpe de estado de 1973, incluidos individuos que se pretenden de ‘izquierda’ sumándose a la ofensiva golpista, anotó.

‘Confunden, mañosa e intencionadamente, los conceptos de democracia, legalidad, institucionalidad, independencia y la relación de los distintos factores de poder y la soberanía de cada Estado para darse la organización política que estime’, precisó.

Indicó que ‘curiosamente, esa es la norma primera de la Carta de la OEA. ¿Lo sabrán los críticos de Maduro (Nicolás)?

Haciendo gala de sus conocimientos, el doctor Contreras recordó que la Constitución de Venezuela otorga facultades a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia para resolver cualquier situación que se presente entre los Poderes Públicos.

¿No es demasiada obvia la maniobra golpista de los reaccionarios si se recuerda que, en cambio, de modo ilegal el 9 de enero de este mismo año, la Asamblea Nacional tomó una decisión destituyendo al propio Presidente de la República?, se preguntó.

Rememoró que entonces el mandatario venezolano fue falsamente acusado de abandono del cargo, con el voto de todos los diputados de oposición, excepto la honrosa excepción de tres parlamentarios.

Fue un acto sedicioso, golpista, inconstitucional. Pero ni en Chile ni en parte alguna se protestó por ello aunque no hay norma jurídica venezolana alguna que autorice destituir al Presidente y a convocar a elecciones presidenciales, agregó.

‘Eso sí es golpismo puro y duro’, sentenció Contreras.

Por su parte, Marcel Garcés, director de Crónica Digital, en otro artículo subrayó que en los sucesos sobre Venezuela no solo hay similitudes con la estrategia puesta en marcha contra el gobierno de la Unidad Popular y el presidente Salvador Allende.

En 2002 se dio la el apresurado y vergonzoso reconocimiento del Gobierno de Chile al presidente de facto, Pedro Carmona Estanga, nombrado ‘manu militari’ y por el Departamento de Estado norteamericano.

‘La historia recuerda que el Acta de Constitución del gobierno de Carmona, que solo duró tres días- fue firmada por el cardenal Ignacio Velasco, en representación de la Iglesia católica, el secretario de Copei, José Curiel (…)’, anotó.

Garcés señaló que la conspiración era conocida. La estación CIA en Caracas informó el 6 de abril de 2002, al Departamento de Estado, según documento desclasificado:

‘Militares disidentes incluyendo a un grupo descontento en el Alto Mando, así como un grupo radical de oficiales de bajo rango están aumentando sus esfuerzos para organizar un golpe de estado contra el presidente Chávez (Hugo)’, relató. (PL)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, Internacionales y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s