Alicia Alonso desea afianzar el ballet en Latinoamérica

La prima ballerina assoluta cubana, Alicia Alonso, consideró una prioridad afianzar la presencia del Ballet Nacional de Cuba (BNC) en los países latinoamericanos y demostrar las competencias de estos pueblos para la danza clásica.

La legendaria artista acaba de retornar de Costa Rica y El Salvador, donde presentó a la compañía que dirige y recibió sendos reconocimientos como el título de Doctora Honoris Causa en las universidades distinguidas con el nombre de cada una de estas naciones centroamericanas.

De acuerdo con el enunciado de la condecoración salvadoreña, Alonso ha promovido el arte y la cultura en la sociedad cubana y a nivel mundial, es defensora de los derechos de quienes trabajan en el arte, embajadora de Buena Voluntad de la Unesco y profesora de muchas generaciones.

Además, la Asamblea Legislativa de Costa Rica le entregó una placa de reconocimiento oficial y el gobierno salvadoreño por su parte la condecoró con la Orden del Libertador de los Esclavos José Simeon Cañas, en el grado de Gran Oficial.

Los presidentes Luis Guillermo Solís, de Costa Rica; y Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador, acudieron a las funciones del BNC protagonizadas por Viengsay Valdés, Grettel Morejón, Sadaise Arencibia, Anette Delgado, Dani Hernández, Rafael Quenedit, Patricio Revé y Raúl Abreu, entre otros.

Durante una conferencia de prensa en la sede del BNC en esta capital, Alonso expresó agradecimiento por todas las muestras de cariño hacia ella y el conjunto que, a su juicio, consiguió emocionar al público de ambos países con piezas como el segundo acto de Giselle y un fragmento del clásico Don Quijote.

A su lado, el director del Museo de la Danza, Pedro Simón, aseguró que vio lágrimas en los ojos de más de un espectador en los teatros, mientras la primera bailarina Viengsay Valdés calificó al público de muy ávido y capaz de identificar los momentos de mayor virtuosismo.

Para la también primera figura Grettel Morejón el BNC más que una compañía representó una esperanza en aquellos países porque Cuba ha sido capaz de crear una institución de valor y apta para competir con las europeas.

El primer bailarín Dani Hernández manifestó orgullo por encarnar un símbolo cultural en este continente y defendió las cualidades del latinoamericano para desarrollarse como bailarín clásico.

La compañía se presentará en el teatro Mella de esta capital el sábado y domingo próximos, en las jornadas finales del Festival La Huella de España, evento presidido por la propia Alonso. (PL)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, Nacionales y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s