Un tema de actualidad: El bloqueo a Cuba

Por: Fernando G. Arias Rubio*

Cuando el 17 de diciembre de 2014 (#17D), de forma simultánea, el Presidente estadounidense Barack Obama y el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, anunciaron el próximo restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, muchas personas pensaron que los días del genocida bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba estaban contados.

Han transcurrido 55 años desde la firma el 3 de febrero de 1962 por el entonces presidente de Estados Unidos John F. Kennedy, de la Orden Ejecutiva 3447, que con el título de Embargo sobre el comercio con Cuba, estableció a partir de entonces el embargo total sobre el comercio con Cuba y poco más de dos años del 17D, sin que desaparezca el bloqueo.

Esta acción de guerra económica se ha mantenido durante doce administraciones estadounidenses, destacándose por su agresividad en todos los sentidos las administraciones de Ronald Reagan (1981- 1989), quien aplicaría mayores restricciones para que Cuba pudiera renegociar la deuda externa, presiones a las empresas estadounidenses en el exterior para que suprimieran sus relaciones con la Isla a través de subsidiarias unido al incremento de acciones encubiertas para la obtención de información sobre la economía cubana y de sabotajes; George H.W. Bush (1989- 1993), quien en 1992 aprobó la Ley para la Democracia Cubana, conocida por Ley Torricelli, que prohibía el comercio de la Isla con subsidiarias estadounidenses en terceros países, o la de William Clinton (1993- 2001) que aprobó en 1996 la Ley para la Libertad Democrática Cubana, conocida como Ley Helms- Burton, que privó al presidente de las facultades para el levantamiento del bloqueo y las que trasladó al Congreso de EE.UU. Le seguiría la administración de George W. Bush (2001- 2009), con una beligerancia contra Cuba, que recordaría a lo ocurrido durante los años 60. La administración Obama (2009- 2017), esa que se propuso cambiar la táctica para destruir a la Revolución, se caracterizó por persecución a las transacciones financieras de Cuba en todo el mundo, sin respeto a las leyes de terceros países ni a la oposición de sus gobiernos, imponiendo cuantiosas multas a empresas que establecieron vínculos con Cuba.

El bloqueo estadounidense contra Cuba y sus consecuencias es harto conocido por los cubanos, que han padecido penurias debido al mismo. Más del 74% de la población cubana nació después de su implantación.

Quizás este engendro genocida no sea tan conocido por muchas personas fuera de Cuba, a pesar de que desde 1992 la comunidad internacional ha votado a favor de la Resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

Es de señalar que la mayoría de los estudios de especialistas cubanos sobre el tema del bloqueo están dispersos en tesis de maestría y doctorado y en diferentes revistas, medios digitales e impresos en Cuba y en menor medida en libros publicados por editoriales del país. En este último sentido, se subrayan las obras de destacados juristas e investigadores nacionales. Por su importancia nos referiremos a dos de estas obras.

El título Bloqueo. El asedio económico más prolongado de la historia, del Dr. C. Andrés Zaldivar Diéguez , publicada por la Editorial Capitán San Luis, en 2003, es un valioso aporte al conocimiento de cómo las medidas de guerra económica estaban en consonancia con la política más amplia hacia Cuba incluyendo las operaciones subversivas desplegadas por los servicios especiales de Estados Unidos contra Cuba. En este libro se destaca la utilización de numerosas fuentes desclasificadas cubanas y procedentes de diferentes agencias del gobierno estadounidense. Pese a sus algo más de trece años de existencia, constituye un material de utilidad para la denuncia del engendro genocida aún vigente. Existe una edición corregida y aumentada en idioma inglés, publicada en 2008, de la cual no existe versión al español. En nuestra opinión sería de mayor utilidad una actualización de esta obra a la luz de lo acontecido a partir del 17D.

Por su parte el eminente jurista cubano Rodolfo Dávalos Fernández, en su obra ¿Embargo o bloqueo? La instrumentación de un crimen contra Cuba, publicado en 2012 por la Editorial Capitán San Luis, nos ofrece un pormenorizado análisis jurídico del bloqueo que contribuye a conocer los intríngulis legales del fenómeno y su naturaleza violatoria del derecho internacional.

Otros autores como Nicanor León Cotayo, Olga Miranda Bravo, Miguel A. D´Estéfano Pisani, y Ricardo Alarcón, entre otros, han abordado aspectos de esta temática.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s