Misión Ribas, una iniciativa revolucionaria más allá de la educación

La Habana.- El legado del fallecido presidente venezolano, Hugo Chávez, estuvo presente en el recientemente finalizado Congreso internacional Pedagogía 2017, donde se expusieron los logros del proyecto Misión Ribas, creado por él en el 2003.

Misión Ribas tuvo como principal objetivo desde su comienzo la formación de bachilleres en las capas más olvidadas por los gobiernos de la conocida como cuarta república venezolana, periodo finalizado en el año 1999 con el arribo del Comandante Chávez al poder.

Así lo refirió a Prensa Latina Jesús Méndez, director de Orientación Laboral de esa misión así nombrada en homenaje a uno de los próceres de la independencia de Venezuela, José Félix Ribas, y creada en el marco del convenio Cuba-Venezuela firmado por Chávez y el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro.

En un inicio, su finalidad fue lograr que las personas privadas de la posibilidad de terminar el bachillerato o la secundaria en la tercera etapa de la educación media tuvieran la oportunidad de regresar al sistema educativo y lograr su titulación como bachiller integral.

Este programa social estaba diseñado para los adultos, pero actualmente el promedio de edad disminuye, pues muchos jóvenes han abandonado el liceo por diversas razones, lo que provocó la aparición también de los proyectos Ribas Joven y Ribas Técnica, para especializar a los estudiantes en áreas como la agricultura y el petróleo, puntualizó el funcionario venezolano.

El trabajo de la Misión Ribas cuenta con tres puntas de lanza: la educación, la construcción y la producción textil, industrial y de alimentos. En materia educativa, ya llevamos más de un millón 28 mil bachilleres egresados, detalló Méndez.

En cuanto a la edificación de inmuebles, la Misión Ribas está insertada en un proyecto macro ideado por Chávez, Vivienda Venezuela, cuyo objetivo es beneficiar a las capas de la sociedad venezolana históricamente preteridas.

Hemos llegado a la vivienda un millón 500 mil, pese a las grandes dificultades económicas; estas casas tienen tres habitaciones con posibilidades de crecer, dos baños, y superan los 65 metros cuadrados; son hogares dignos para nuestro pueblo, precisó.

La otra arista de lucha de la Misión Ribas son los llamados proyectos socioproductivos, que actualmente suman más de 100.

Los recursos financieros para la ejecución de estas iniciativas surgen del Fondo de Misiones creado por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, para financiar aquellas que presenten proyectos productivos y beneficiarlas con cinco años sin pago de intereses.

Dentro de estos planes se encuentran las fábricas de bloques presentes en siete estados del país, una iniciativa que aspiramos a extender a las restantes 16 entidades estaduales venezolanas, dijo.

Eso va a permitir mejorar la calidad de vida porque generará empleo para nuestra gente y, además, los recursos de cada uno de los proyectos se reinvierten en los mismos, o se destinan a impulsar otros, explicó.

En materia agrícola y pecuaria, existen experiencias en granjas, casas de cultivo, canteros y cría de animales y peces, cuyos productos se comercializan de manera directa con los ciudadanos.

Tenemos un modelo integral de granja donde incluimos las distintas producciones y realizamos alianzas con los alcaldes de nuestros municipios para que nos faciliten terrenos cultivables para su explotación, acotó.

En el área textil, el trabajo se enfoca principalmente a la confección de los uniformes escolares y de otras piezas de utilidad para la comunidad.

Méndez refirió que este accionar de la Misión Ribas también es útil para enfrentar la guerra económica que impone la derecha de Venezuela contra la nación bolivariana.

Esta coyuntura marcada por un ataque voraz que comenzó con la llegada del Comandante Chávez al poder, pero que arreció luego de su desaparición física, ha permitido que los poderes creadores del pueblo afloren, afirmó.

En este sentido, destacó cómo la situación que vive actualmente el país ha favorecido emprender acciones en pos de cumplir el vaticinio de Hugo Chávez cuando expresó que la noción de agricultura urbana y periurbana debía ser el norte de la sociedad venezolana.

Asimismo, Méndez reconoció el papel de Cuba en los pasos positivos de la Misión Ribas desde sus inicios, pues existe un porcentaje importante de colaboradores de esa nación antillana en cada estado del país suramericano.

Sin ellos no hubiéramos podido crecer como lo estamos haciendo, sentenció.

Ante la pregunta de cuál podría ser la palabra que definiera a la Misión Ribas en estos años de trabajo, contestó sin titubear: la perseverancia.

Hemos sido perseverantes y no nos hemos dejado amilanar por las dificultades, como tampoco nos quedamos solamente en lo educativo; hemos intentado cubrir todos los campos en los que nos han necesitado, creo que ese ha sido nuestro mayor mérito, concluyó. (Viviana Díaz-PL)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba, Solidaridad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s