Otra fábrica cierra en Argentina y sus obreras quedan en la calle

Buenos Aires, 6 feb.- La fábrica Neuquén Textil, asentada en esa provincia patagónica argentina, cerró sus puertas y sus obreras, que quedaron en la calle, se mantienen dentro del local tomado junto a sus hijos.

Al igual que sucede con 380 operarios de la planta impresora Artes Gráficas Rioplatense, del conglomerado Clarín, quienes resisten dentro de la fábrica tras ser despedidos hace casi un mes, estas mujeres -35 en total- reclaman su inmediata reincorporación.

Según reportes de prensa, la empresa cerró el 1 de febrero y las féminas exigen que se les entreguen las máquinas para poder trabajar.

‘Desde el martes en la noche que nos enteramos que los dueños habían vaciado la fábrica comenzamos con este reclamo’, declaró al programa Mañana Sylvestre, de Radio 10, Marina Catilao, una de las obreras.

Agregó que desde entonces decidieron entrar a la factoría para resguardar lo poco que quedaba dentro y se encuentran con familia e hijos dentro del lugar.

La historia es dolorosa. ‘El 90 por ciento somos mujeres jefas de familia solas y con niños’, manifestó la ahora desempleada, quien dedicó 11 años de su vida a trabajar en esa empresa.

Hemos dejado los riñones en este lugar. Muchas tenemos problemas en la espalda, en la cintura, por las malas condiciones de labor, agregó tras resaltar que no esperaban el cierre, pues si bien los empresarios aludían a una crisis nunca dijeron que iban a clausurar el local.

Lo hicieron con total impunidad y vaciaron la fábrica, apuntó Catilao, quien relató que mediante un telegrama quedaron despedidas.

En Neuquén Textil antes eramos 100 compañeras, en el transcurso de todos estos años muchas fueron despedidas, actualmente solo quedamos 35, enfatizó.

La delegada gremial denunció además que el abogado de la patronal, Pablo González, ‘con total impunidad nos dijo que nos daría una indemnización si salíamos de la fábrica’.

No solo vacían la empresa, no solo dejan 35 familias en la calle, sin importarles nada, ahora tenemos que salir para que nos paguen una indemnización, acotó. No queremos perder nuestra fuente de trabajo, le pedimos a los empresarios que devuelvan las máquinas, subrayó la obrera que como sus compañeras de trabajo vive una situación delicada sin saber que pasará con sus vidas.

Uno de los propietarios de la empresa, Hernán Huerta, negó las acusaciones y afirmó que ‘las trabajadoras ya estaban advertidas del cierre de la fábrica. Hay crisis, no hay trabajo como en el resto del país’, remarcó.

Citado por Ambito Financiero. aseguró que ‘se pagarán todas las indemnizaciones correspondientes’. (PL)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s