Marcelino Dos Santos, uno de los mejores amigos de Cuba en Mozambique

Maputo, 6 feb.- El político, escritor y poeta Macelino Dos Santos, miembro fundador del Frente de Liberación de Mozambique (Frelimo) es, sin dudas, uno de los mejores y más antiguos amigos de Cuba en este país africano.

Atravesamos la ciudad, hasta la fundación que lleva su nombre. No hay lujos. Sí objetos personales. Banderas. Fotografías, documentos…

Era un paréntesis imprescindible: saludar a quien por sus méritos fue condecorado como Héroe Nacional de la República de Mozambique.

Todo, en medio de la apretadísima agenda que cumplió durante dos días en Maputo el vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba Salvador Valdés Mesa.

‘Pero no podía irme sin venir a verlo’, le trasladó Valdés Mesa al dirigente histórico del Frelimo al darle un apretón de manos y explicarle sobre Cuba, esa tierra distante y muy cercana al corazón, así como ratificarle los sentimientos de cariño y admiración.

Le habló de las nuevas batallas en las que ‘esperamos seguir contando con usted’ y de su espíritu ‘inspirador para generaciones y dirigentes en otras latitudes’. ‘Gracias’, expresó Marcelino y de inmediato agregó: ‘la lucha continúa’.

Cuentan que cuando por razones de trabajo o de la lucha clandestina llegaba a un país, con o sin embajada mozambicana, al primer lugar al que acudía era a la representación diplomática cubana, pues para él la mayor de las Antillas ha sido un referente.

Kalungano o Lilinho Micaia, como era conocido, nació el 20 de mayo de 1929 en Lumbo, un pequeño centro pesquero ubicado junto al canal de Mozambique, en el distrito de Nampula (norte). Es ‘donde escuché los primeros sonidos del mundo a través del agua de mar’, confesó alguna vez este luchador incansable.

Estudió en Portugal -hacia finales de la década de 1940 del pasado siglo-. Allí forjó sus ideales de justicia y libertad, los sentimientos nacionalistas, se enroló en la atmósfera revolucionaria e interactuó con varios líderes los movimientos independentistas de las colonias africanas.

Sociólogo e ingeniero. Dos Santos se exilió en Francia, donde participó en el Primer Congreso de Escritores y Artistas Negros en 1956 y se vinculó a otros revolucionarios de países del Tercer Mundo.

A su retorno a África participó junto a Eduardo Mondlane en la fundación del Frelimo en 1962, organización de la cual fue su vicepresidente.

Después del logro de la independencia el 25 de junio de 1975, lo designaron primer ministro de Planificación y Desarrollo, pero en 1977, al establecerse el primer Parlamento (denominado entonces Asamblea Popular), pasó a ejercer como su presidente hasta la celebración de las elecciones multipartidistas de 1994.

Publicó entre otros libros Canto de amor natural y se incluye entre las voces más importantes de la afirmación de la poesía realmente mozambicana.

Pese a sus actuales limitaciones de salud, Marcelino Dos Santos conserva muchos de sus recuerdos y una mirada que brilla -como antaño, según dicen-, cuando observa a una bella mujer.

Sonríe de forma pícara si algo le causa dudas y responde ágil para dejar claro que él, a sus casi 88 años, es el mismo Marcelino dos Santos de siempre, con las mismas convicciones, y su amor y respeto por la isla del Caribe, su pueblo y el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro. Deisy Francis Mexidor -PL

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuba y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s