Conmemoran en Cuba el 106 Aniversario del inicio de la Revolución Mexicana

Texto y fotos: Sergio Alejandro Guerra Fernández / Siempre con Cuba

La amistad y solidaridad histórica entre los pueblos de México y Cuba fueron patentizadas este viernes durante un acto realizado en La Habana a propósito de conmemorarse el 106 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana.

Ante el busto erigido en la capital cubana al patriota mexicano Emiliano Zapata, fueron depositadas sendas ofrendas florales en nombre de la embajada del país azteca y del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), colocadas por el embajador de México, Enrique Martínez Martínez y el Héroe de la República de Cuba y vicepresidente del ICAP, Fernando González Llort.

Al acto asistió el intelectual cubano Miguel Barnet, presidente de la Sociedad Cubano-Mexicana de Relaciones Culturales, quien en declaraciones a “Siempre con Cuba” brindó su valoración sobre Emiliano Zapata y el inicio de la Revolución Mexicana.

Tanto Zapata, como Juárez e Hidalgo, son figuras que están entroncadas en la historia de este continente al que José Martí llamó Nuestra América, por eso cada día tenemos que estrechar más los lazos que nos unen porque actualmente hay situaciones que pueden avizorar peligros para nuestros pueblos, sentenció.

“Este es un día muy importante para todos los mexicanos y para Latinoamérica toda, por todo lo que hizo Zapata por los pobres de la tierra, este un evento en el cual nosotros los cubanos siempre estaremos presentes”, afirmó.

“Viva México, vivan las relaciones entre México y Cuba y eterna gloria y honor a una figura tan excelsa para la cultura popular mexicana como Emiliano Zapata”, manifestó Barnet luego de agradecer la invitación a la conmemoración de la efeméride.

Por su parte el embajador mexicano afirmó sentirse feliz de celebrar una fecha tan importante desde Cuba, “rodeado de personalidades de la cultura cubana y de instituciones como el ICAP, que tan cercano ha sido siempre a nuestras causas”, destacó.

Tenemos fuertes raíces de amistad y de historia común porque nos une la cultura, los sueños y la geografía, es por eso que en estos tiempos tan convulsos hay que pensar en no levantar muros y trabajar para crear puentes como los que ya existen entre nuestras dos naciones, afirmó.

Refiriéndose a esto último y visiblemente emocionado el diplomático puntualizó, “cada vez Cuba y México tienen puentes más sólidos en todos los sentidos, de amistad, de integración, de relación económica, política y un ejemplo de ello fue la votación en la ONU el pasado 26 de octubre cuando mantuvimos, como lo hemos hecho desde 1961, nuestra tradicional postura de condena al ilegal bloqueo de Estados Unidos contra esta isla”, apuntó.

Finalmente Martínez catalogó al bloqueo de injusto, intervencionista y criminal, a la vez que ponderó la resistencia de Cuba, “considero que el tiempo les está dando la razón a los cubanos porque ha sido su esfuerzo y sacrificio el que los ha hecho llegar hasta aquí”, concluyó.

Presentes en el acto estuvieron además Roberto César Hamilton, director en el ICAP, Idania Ramos, funcionaria de dicha institución social, así como otros representantes de organizaciones políticas y sociales cubanas.

Especialmente invitados asistieron embajadores de países latinoamericanos acreditados en Cuba.

Emiliano Zapata fue un revolucionario mexicano nacido en San Miguel de Anenecuilco el 8 de Agosto de 1880 y muerto en Chinameca el 10 de abril de 1919.

Fue uno de los principales Impulsores de la Revolución mexicana, quien junto a Junto a Francisco Madero, “Pancho Villa” y Venustiano Carranza dieron inicio a un conflicto armado que comenzó en México el 20 de noviembre de 1910 y que históricamente, suele ser referido como el acontecimiento político y social más importante del siglo XX en México.

El conflicto armado tuvo lugar en primera instancia al norte del país y posteriormente se expandió a otras partes del territorio nacional. Una vez que los sublevados ocuparon Ciudad Juárez.

Este levantamiento dio inicio a una guerra civil por más de 10 años contra el latifundio. La nación demandaba, además de sus derechos civiles y políticos, los principios democráticos y sociales esenciales como: la igualdad, la justicia, la equidad y la libertad. La Revolución Mexicana sentó así las bases para la construcción de una nación socialmente democrática.

 

Esta entrada fue publicada en Cuba, Nacionales y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s